El martes pasado, un joven de 27 años, identificado como Matías Ruiz, murió en el Parque San Martín tras correr desnudo y desesperado por el centro salteño. Su papá, Juan Carlos, pide que se investigue a fondo la responsabilidad de los policías que frenaron la frenética carrera del hombre e intervinieron en el caso.

Juan Carlos asegura que la muerte de Matías es dudosa, sostiene que su hijo no murió por correr 300 metros ni tampoco por su adicción a las drogas. “Tuvo una muerte distinta a la que muchos quieren mostrar”, sostuvo frente a las cámaras de medios locales. “Voy a llegar hasta el fondo con la investigación porque mi hijo llegó con vida al Parque San Martín. Estaba consciente y le dijo su nombre a la Policía, pero a mi nadie me avisó lo que había sucedido. Tengo muchas pruebas para demostrarlo”, recalcó. De esta manera responsabilizó a la Policía de lo sucedido a su hijo. “Un ser humano con signos vitales no se puede morir a seis cuadras de llegar al hospital”, agregó.

El caso está en manos del fiscal Gustavo Torres Rubelt, quien ordenó revisar las cámaras de seguridad de la zona para ver el periplo de Matías, también allanaron su casa. En las imágenes se lo ve salir desnudo y desorientado de una casa en la calle San Juan casi Catamarca. Corrió por la calle hasta que la Policía lo frenó y llamó a la ambulancia. El joven evidenciaba estar atravesando una crisis grave y murió a los pocos minutos. No tenía signos de violencia en su cuerpo, pero la Justicia investiga si antes de su carrera por el centro salteño estuvo con otras personas.