El sacerdote Horacio Chauque Perales está detenido desde octubre del año pasado acusado e imputado por abusar de dos jóvenes en diferentes circunstancias. Ahora, el fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix, requirió ante el Juzgado de Garantías 5, la elevación a juicio de la causa.

El caso de Chauque Perales se suma a la lista de acusaciones por abuso sexual en contra de curas de la Iglesia salteña. El primero en denunciarlo en septiembre de 2019 fue un joven de 18 años que asistía a la Vicaría “Cristo Rey” de Villa Los Sauces. Contó que cuando tenía 13 años, el sacerdote se ganó su confianza para luego aprovecharse de él. Reveló que lo tocó el repetidas oportunidades y que la situación se terminó cuando trasladaron a Chauque a otra parroquia. También contó que el cura intentó contactarse con él a través de las redes sociales.

En noviembre de ese mismo año, otro joven, de 21 años, también denunció al religioso, a quien conoció en 2016, cuando fue destinado a la parroquia Nuestra Señora del Tránsito. Relató que tras entablar un vínculo de confianza con él, comenzó a someterlo a tocamientos y que lo sometió sexualmente. Tras las denuncias, Chauque Perales quedó detenido y se abstuvo de declarar.

Está imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y duración, agravado por ser ministro de culto católico, en perjuicio de un joven que concurría a una vicaría en Villa Los Sauces; y abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y duración agravado por ser ministro del culto católico y abuso sexual con acceso carnal agravado por ser ministro de culto católico, en perjuicio de otro joven que concurría a la parroquia Nuestra Señor del Tránsito.