En agosto de 2020, el exdiputado nacional Alfredo Olmedo compró avión Piper Aircraft por la suma de 1.469.000 dólares, con un tipo de cambio de 78, es decir 114.582.000 pesos. Además de esta suma, Olmedo tuvo que pagar 34.374.600 de pesos, equivalente al 30% del valor de la aeronave, en impuestos por compras en moneda extranjera. Eso no es todo, ya que tuvo que desembolsar otros 2.090.400 de pesos por gastos de transporte. Y, por último, 13 millones de pesos a la AFIP, en concepto de IVA.

Luego de abonar estas cuantiosas sumas de dinero, que hacen un total de 164.047.000 pesos, y a la que todavía hay que sumar los gastos finales de registro, Olmedo aún no logra hacerse con su ansiado avión, ya que fue imputado por el delito de contrabando.

La audiencia donde se imputó a Olmedo(Fiscales)

En una audiencia solicitada por la Unidad Fiscal Salta, el juez federal de Garantías 2, Miguel Medina, dio por formalizada la investigación penal sobre Alfredo Horacio Olmedo por el presunto delito de contrabando de importación agravado por el monto de la mercadería, en grado de tentativa.

Según se desprende de la audiencia ante el juez Medina, el abogado del exdiputado, Tomás Cornejo, pudo probar la compra del avión a través de la factura de compra a una empresa de Florida, en Estados Unidos.

Yo la compre puesta en el aeropuerto de San Fernando, en la provincia de Buenos Aires” explicó Olmedo, y contó que un piloto transporta la aeronave al destino indicado por el comprador. “Optamos por contratar los servicios de una empresa, la Globe Aero, puesta por la misma firma Piper”, agregó.

Diputado Alfredo Olmedo

De esta manera, la empresa transportaría el avión con una matrícula transitoria hacia el aeropuerto de San Fernando en calidad de “mercadería en tránsito”. Así, luego del acuerdo con Globe Aero, el avión partió de Florida a Jamaica, desde allí a Colombia, luego Lima y por último Argentina.

Cuándo empezaron los problemas

Las cosas comenzaron a complicarse cuando el piloto ingresó a la Argentina y, luego de comunicarse con sus jefes, decidió aterrizar en el aeropuerto de Salta, pero, al no tener la declaración general que indicara a Salta en la ruta de traslado, Aduana secuestró la aeronave.

La ausencia de esta documentación puso en alerta a la fiscalía por una posible maniobra de evasión tributaria, y se decidió abrir una investigación penal, lo que llevó a imputar provisoriamente a Olmedo por el delito de contrabando de importación.

Sucede que desde Aduanas exigían al exdiputado el registro del avión, trámite que se debe realizar ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), en Buenos Aires, para cumplir con el Código de Aeronavegabilidad.

Pese a la obligatoriedad de este paso, la Aduanas local negaba a Olmedo mover el avión a Buenos Aires, situación de la cual el fiscal Amad se quejó por la incongruencia surgida en dicho organismo del estado nacional, reclamo que la defensa acompañó e incluso el juez, ante semejante burocracia, ordenó el traslado del avión.

Se espera que esta semana, Olmedo pueda sacar, con el oficio judicial, la aeronave y llevarse a Buenos Aires para cumplir con el registro del caso, en tanto, seguirá imputado penalmente, pues hasta el momento, y como dijo el fiscal, aún resta establecer si efectivamente todo se trató de un problema de papeles, o bien, hubo por detrás alguna maniobra ilegal.