“Hoy no estamos en una situación que amerite la suspensión de la presencialidad”. Con estas palabras, el ministro de Educación, Matías Cánepa, respondió al pedido de la Intergremial Docente (AMET, SADOP y UPCN) de interrumpir las clases presenciales desde el lunes 17 de mayo y durante dos semanas en Salta.

No vamos a aprobar una suspensión que no esté basada en datos concretos”, agregó el funcionario oficial al responder sobre la cifra de 600 docentes contagiados de coronavirus, que había informado el secretario general de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), Eloy Alcalá. “No hay guiarse por otros datos que no sean los que da a conocer Epidemiología. Cada institución educativa tiene que plantear e incorporar los casos positivos en una base que es provincial y nacional. Esa es la realidad de los números que nosotros tenemos”, explicó en AM 840.

Ministro de Salud de Saltavia salta | via salta

Cánepa también aclaró que en caso que haya que suspender las clases, se hará en aquellas escuelas o localidades específicas que presenten una situación epidemiológica complicada. “No se puede tomar como un todo en base a casos particulares”, finalizó.

El martes pasado, la Intergremial Docente había solicitado la suspensión de las clases presenciales en Salta para que en ese período de tiempo se pueda inocular a los maestros que faltan. Además, el gremio denunció que no se cumplieron las condiciones de bioseguridad acordadas con el Gobierno a principios de este año.