Las ruinas históricas de Salta que muy pocos conocen y que tenés que visitar al menos una vez en la vida

La provincia de Salta atrae a los turistas con sus increíbles arquitecturas de siglos pasados que tienen una gran historia para el mundo de la arqueología.

Uno de los lugares con mucha historia por conocer en Salta: las Ruinas de Tastil.
Uno de los lugares con mucha historia por conocer en Salta: las Ruinas de Tastil. Foto: Internet

Este fin de semana largo por carnavales es ideal para viajar en familia o con amigos y, pese a que hay miles de destinos en la Argentina, Salta es una de las mas elegidas por los turistas por sus grandes atractivos naturales e historias por conocer, como el Monumento Histórico Nacional de las ruinas de Tastil.

La ciudad de Santa Rosa de Tastil se encuentra a 101 kilómetros de la capital salteña y en auto se puede llegar en 1 hora y 45 minutos. Este lugar se caracteriza por un clima seco, árido, frío, ventoso y tiene muy pocos habitantes, por lo que no hay muchos servicios pero si muchas actividades y visitas para hacer por cuenta propia.

Estas ruinas tienen una historia atrapante de un antiguo pueblo pre-incaico de 440 complejos que cubren un área que llega a tener una 12 hectáreas. En diciembre de 1997, declararon estas ruinas como Monumento Histórico Nacional por Decreto N° 114.

Ruinas de Tastil.
Ruinas de Tastil. Foto: Internet

Este monumento es uno de los más importantes de la arqueología argentina. Según registraron los especialistas, son restos de los siglos XIV y XV y se puede encontrar piedras, calzadas sobre elevadas, plazas y arquitectura funeraria. En la plaza principal se puede ver la piedra sagrada que recibe el nombre de wanka, allí hacían los rituales sagrados y se tomaban decisiones políticas y sociales.

Que hacer en Santa Rosa de Tastil

Dentro de las actividades que recomiendan los turistas se encuentran el Museo Arqueológico, en donde se puede apreciar cerámicas, objetos de metal, utensilios de piedra, huesos, tejidos y fibras vegetales que fueron utilizados por los habitantes de la ciudad.

Por otro lado, el Museo de Santa Rosa de Tastil, que no es lo mismo que el Museo Arqueológico. Este lugar fue fundado en 1997 y ocupa un edificio que se utilizó para guardar caballos. La temática es la cultura Mataca, una tribu que vivió en la región cuando los españoles invadieron lo que ahora es Santa Rosa de Tastil. La entrada es con aporte voluntario y está abierto de 11: 00 hs a 16:00 todos los días.

Museo de Santa Rosa de Tastil.
Museo de Santa Rosa de Tastil. Foto: Internet

Por último, pero no menos importante, hay que conocer la pequeña Iglesia que todavía conserva el antiguo nombre de la ciudad- Santa Rosa de Lima- y al santo que fue colocado hace más de 100 años. La construcción es de adobe revestido de granito internamente y piedras en la parte externa.

Iglesia Santa Rosa de Lima.
Iglesia Santa Rosa de Lima. Foto: Internet