A causa de la pandemia por coronavirus, la pobreza de todo el país, pero especialmente en el norte de Salta se pone cada vez más en evidencia. Esta zona históricamente postergada es cada vez más afectada por el confinamiento, a pesar de recibir ayuda de tanto el gobierno nacional como el provincial.

En este marco, Verónica Figueroa, la ministra de Desarrollo Social explicó en diálogo con Profesional FM que según las estimaciones de diferentes organismos, se calcula que en Salta la pobreza supera el 50 %. Se trata de un número alarmante, considerando no solo la historia de pobreza en la provincia, sino también los conocidos y preocupantes casos de muerte por desnutrición, por deshidratación y otras problemáticas relacionadas.

Un barrio carenciado, en Salta capital (AP)

Por esta razón, Figueroa considera que es de suma importancia fomentar y desarrollar la actividad productiva con el objetivo de revertir esta situación. Finalmente, confirmó las sospechas de muchos salteños: a causa de la inflación por la pandemia por coronavirus, cada vez se vuelve más complicado cumplir con la asistencia alimentaria que se reparte en los sectores más vulnerables de la provincia. Por el momento, no parece existir una solución a corto plazo para la pobreza en la provincia, y los números continúan preocupando a los salteños.