Alrededor de 900 hinchas de Central Norte se juntaron el miércoles por la tarde en la puerta de la cancha, en Entre Ríos y Martín Cornejo para despedir al equipo que viajaba a la provincia de Chaco para retomar la actividad por el Torneo Federal A.

La convocatoria comenzó con un centenar de fanáticos del Cuervo pero con el correr de las horas comenzaron a llegar cada vez más, en motos y en camiones. La multitud se sintió en el macro centro salteño no solo por sus cantos y batucadas sino también por los disturbios, tampoco hubo respeto del distanciamiento social por el coronavirus.

Dos facciones de la barra de Central Norte fueron las protagonistas de los incidentes y posteriormente, los integrantes de La Mayor comenzaron con insultos y se terminaron arrojando palos, botellas de vidrios y piedras. Los hinchas también derribaron el vallado y agredieron al personal policial que se encontraba en el lugar. Un sargento sufrió politraumatismos y tuvo que recibir atención medica. Tras el despeje con el apoyo del personal de Infantería, fueron demorados cinco hinchas: dos mayores y tres menores.