La causa que investiga el accidente aéreo en el que murieron el empresario Jorge Brito y el piloto Santiago Beaudean todavía no tiene carátula. Según explicó el fiscal Torres Rubelt, a cargo del caso, esto se debe a que todavía faltan los resultados del informe a la empresa Salta Rafting, propietaria de la tirolesa que causó el siniestro, entre otros trámites.

La trágica muerte de Jorge Brito fue tema nacional durante el fin de semana largo. Acompañado del piloto, Santiago Beaudean, el empresario manejaba el helicóptero que el viernes pasado cayó en el río Juramento (Dique Cabra Corral). Viajaban a la finca que Brito tiene en Joaquín V. González y murieron en el acto.

Así quedó el helicóptero de Jorge Brito tras el accidente.Foto de El Tribuno

Los primeros informes del accidente confirman que la aeronave impactó con una tirolesa, que se utiliza para actividades turísticas en la zona. Desde el Ministerio de Seguridad también informaron que el cable, propiedad de la empresa Salta Rafting, estaba señalizado y tenía autorización de Aviación Civil desde 2005. Sin embargo, en esta instancia todo es materia de investigación. “Vamos a ser prudentes y vamos a esperar el resultado de todos los trámites pendientes y se tomará una decisión al respecto” explicó el fiscal Torres Rubelt.

Así es la tirolesa contra la que impactó el helicóptero de Jorge BritoSalta Rafting

Consultado por la ubicación y señalización de la tirolesa, a habilitación de la empresa Salta Rafting y la altura de vuelo de la aeronave, el fiscal insistió que se esperan todos los informes. “No sería prudente hablar de temas tan complejos como el relacionado a la pautas de vuelo. Son todos informes pendientes de incorporación que nos darán la certeza absoluta de si estaban habilitados, entendemos que sí. Vamos a esperar resultados parciales de la Junta de Transporte”, destacó.

Durante el fin de semana se trabajó en el relevamiento de información criminalística en la zona del trágico siniestro, y además en la extracción de la aeronave del río. Esta semana se esperan las declaraciones de la mujer que vio el accidente y de los propietarios de Salta Rafting.