Este jueves comenzará el juicio contra el exintendente de Aguaray, Jorge Enrique Prado, quien junto a otros 9 imputados está acusado por el millonario robos de caños del Gasoducto NEA (GNEA). El político fue destituido de su cargo mediante una intervención aprobada por la Legislatura provincial, a mediados de octubre del año pasado.

La semana pasada Prado, a través de sus abogados, había intentado postergar el inicio del juicio por el robo de caños del GNEA con un planteo de suspensión, que fue rechazado de manera unánime por el Tribunal Oral Federal. Más de 100 testigos fueron citados para el juicio, que será transmitido en directo por el canal de Youtube del Poder Judicial de la Nación.

Gasoducto del NEA

Horas antes del juicio, Prado recalcó su inocencia y adelantó que se defenderá a través de argumentos técnicos ambientales. “Esperaba esto desde hace más de un año, la posibilidad de defendernos y dar nuestra versión de lo que pasó, con argumentos técnicos y legales. Yo soy ingeniero ambiental y sé lo que estaba autorizando, fue un saneamiento de pasivos ambientales. Si se me hubiera cruzado por la cabeza robarme algo, nunca lo habría hecho por lo legal ni jamás hubiera hecho una denuncia posterior donde yo, como intendente, digo que se seguían robando los caños”, aseguró en una entrevista con CNN Salta. “Se hizo mucho lobby mediático y político”, agregó.