El escándalo de la vacunación vip también habría llegado a Salta. La Justicia Federal investiga la aplicación de las dosis a funcionarios del Gobierno local que no son parte del personal de salud. Se trataría de Pablo Outes, coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación; Antonio Hucena, Secretario de Relaciones Institucionales y María Cristina Suazo Ruiz, Subsecretaria de Articulaciones y Fortalecimiento. Desde el Gobierno aseguran que no hubo irregularidades.

La investigación está en manos del fiscal federal del Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Salta, Ricardo Toranzos, quien ya dispuso distintas diligencias para reunir los elementos de prueba. Por su parte, el ministro de Salud Pública de la provincia, Juan José Esteban, explicó que los funcionarios vacunados en enero integran la nómina de “personal estratégico” establecida dentro de una resolución nacional respecto a la campaña de vacunación.

La Fiscalía verificará si los supuestos vacunados VIP están dentro de los requerimientos de esa resolución. Toranzos adelantó en FM Profesional que en caso de comprobarse que no pertenecen al personal estratégico, habría una desobediencia, por lo tanto hay delito y violación a los mandatos legales.