El Gobierno de Salta distribuirá 60 millones de pesos entre los partidos políticos para la campaña y la publicidad electoral de las elecciones legislativas del 4 de julio. En los comicios de 2019 se destinaron 75 millones pero este año se anuló la instancia de las PASO.

La ley 8225, sancionada en diciembre del año pasado y que suspendió en forma excepcional y extraordinaria las PASO, establece que los aportes públicos de campaña y la publicidad electoral oficial se asignarán únicamente para las elecciones generales de este año. En función de esa medida se estableció la suma de 60 millones de pesos de aportes públicos para distribuir en las elecciones del 4 de julio.

Tras la definición del monto, el Tribunal Electoral Provincial adecuará normas reglamentarias para la distribución entre las listas que intervengan en la próxima contienda electoral, teniendo en cuenta las disposiciones de la ley 8225 que suspendió las PASO. Luego de las elecciones, las fuerzas políticas que reciban del Estado provincial aportes públicos de campaña deberán presentar rendiciones de gastos ante la Auditoría General de la Provincia.