Luego que se diera en Bolivia con el paradero de las dos menores salteñas de 13 y 14 años, oriundas de Salvador Mazza, que habían sido reportadas como extraviadas, la Justicia investiga el posible delito de trata de personas.

El fiscal penal Armando Cazón, a cargo del caso, señaló que como primera medida tomarán declaración a las menores. “Aún no sabemos si hubo trata, eso lo vamos a saber una vez que tengamos los detalles de las menores cuando vengan y tengan que declarar”, comentó. En el lugar fue detenida la mujer con la que se encontraban, la ciudadana boliviana Ingrid Paola Saldaña, por privación ilegitima de la libertad agravada por la minoridad.

Sobre el procedimiento, indicó que todo inició a raíz de la denuncia de un familiar de las menores, lo que activó inmediatamente los protocolos de búsqueda. “La madre se entera a media mañana, la buscaron, y no la encontraron e hizo la denuncia de extravío”, sostuvo. Con participación de personal de la Policía, Brigada de Investigaciones, Drogas, Gendarmería, Policía Federal, y de Bolivia, lograron determinar que se encontraban en Santa Cruz o en Montero.