El presidente del Concejo Deliberante del municipio salteño de San Lorenzo, Juan Pablo Dávalos, denunció al exintendente, Ernesto “Kila” Gonza por defraudación a la administración pública en un valor mayor a los $6 millones.

Las irregularidades de la anterior gestión de San Lorenzo quedaron al descubierto por un pedido de informe donde el Concejo requería un rendimiento de cuentas y también se envíe copia de lo actuado en los últimos tres años. Allí se dieron con que durante el último período de Gonza como jefe comunal se realizaron distintas compras y erogaciones sin factura ni proceso de licitación, algo que está estipulado obligatoriamente por la Carta Orgánica municipal.

Se trata de dos órdenes de pago a un mismo proveedor, pero en donde las firmas no coinciden. Lo mismo sucedía con órdenes de pago donde se contrataban servicios de camiones, aunque no se especificaba si era para trasladar áridos, para levantar ramas o escombros u otras tareas. A raíz de las pruebas presentadas, la Fiscalía imputó a exjefe comunal por incumplir en forma reiterada las normativas que regulan el sistema financiero y de gestión, en orden al manejo de una administración pública municipal y dispuso en forma discrecional de los recursos municipales.

Recordamos que Ernesto “Kila” Gonza ya estaba imputado por los delitos de fraude en perjuicio de la administración pública, incumplimiento de los deberes de funcionario público y negociaciones incompatibles con el ejercicio de su función. La intervención de la Unidad de Delitos Económicos Complejos se produjo tras la denuncia radicada por el actual intendente de San Lorenzo, José Manuel Arias Saravia, quien realizó una auditoría externa de la gestión llevada adelante por Gonza.