Desde el 25 de junio hasta el 8 de julio se realizará el juicio contra el exsacerdote Rosa Torino acusado de abuso sexual en perjuicio de tres personas. Por disposición del Tribunal, la audiencia debate será a puertas cerradas, no se permitirá el acceso a la prensa, ni tampoco será transmitida. Según explicaron será para resguardar a las víctimas, quienes por otro lado aseguran que no fueron consultadas al respecto.

“Es una falta de respeto y encima ni siquiera nos permiten a las víctimas vivenciar las etapas del juicio. Ni siquiera nos dejan estar presentes en el momento de la condena. Los denunciantes junto a la red de sobrevivientes repudiamos el obrar de la Justicia salteña. Necesitamos que los medios de comunicación sean nuestros ojos dentro de la sala de tribunales, queremos que el juicio sea oral y público”, manifestó uno de los denunciantes a El Tribuno.

Rosa Torino se encuentra acusado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por la duración y por ser ministro de culto reconocido, en perjuicio de un persona identificada con las siglas FFG y abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de culto en perjuicio de otra víctima identificada como AEA.

El pedido de elevación a juicio de la causa contra el religioso acusado de abuso sexual gravemente ultrajante por la duración, agravado por ser el autor ministro de culto reconocido en perjuicio de dos víctimas, fue dirigido a la jueza de Garantías 1, el viernes 5 de julio de 2019. También hubo un pedido por abuso sexual simple agravado por ser el autor ministro de culto reconocido, en perjuicio una tercera víctima.