El gobernador Gustavo Sáenz está aislado desde el miércoles por la tarde luego de haber estado en contacto estrecho con su hijo, quien tiene diagnóstico confirmado de COVID-19. Según confirmaron fuentes oficiales, el fin de semana se realizará un hisopado para saber si se contagió o no. Canceló su agenda de reuniones previstas para jueves y el viernes.

Según el titular del COE (Comité Operativo de Emergencia) de Salta, Francisco Aguilar, el Gobernador presenta síntomas que pueden ser efecto de la vacunación. El domingo pasado, el mandatario se colocó la primera dosis de la vacuna AstraZeneca, en el marco del operativo de intensificación de la campaña de vacunación contra la Covid-19 que se realizó en la provincia, para las personas mayores de 40 años, en toda la provincia, y que permitió la inoculación de casi 50 mil salteños.

“Cumpliendo con los requisitos establecidos, hoy me vacuné contra el Covid-19”, publicó el gobernador el domingo, en su cuenta de la red social Twitter, donde aseguró que “continuamos con el Plan Intensivo de Vacunación para llegar a todos y a cada uno de los salteños”.

Desde el inicio de la pandemia, en la provincia suman 49.613 los casos confirmados, de los cuales ya se han recuperado 42.484, lo que representa el 86%. Hay 206 pacientes internados en unidades de terapia intensiva y 104 con asistencia respiratoria mecánica. A la fecha, los decesos por COVID-19 en Salta suman 1475.