En la noche del miércoles, un hombre de 42 años mató a su expareja en una finca de la localidad salteña de La Merced. Con el correr de las horas se conocieron detalles del trasfondo del femicidio. El acusado había estado preso por ejercer violencia sobre la víctima y tenía orden de restricción.

Tras apuñalarla, el hombre huyó de la escena del femicidio hasta la casa de su mamá, donde vivía desde que había salido de la cárcel. Allí le contó a su familia lo que había hecho. Su hermana llamó al 911 y volvieron al lugar donde se encontraba la víctima. Una ambulancia llegó hasta el lugar y la médica constató que la mujer estaba muerta. El hombre, por su parte, fue detenido sin oponer ningún tipo de resistencia.

Lugar donde fue el femicidio en La Mercedviral | viral

La causa recayó sobre la fiscalía penal de la Unidad de Femicidios, a cargo de Mónica Poma, quien investiga el hecho. L fiscal en la noche de la tragedia se trasladó al lugar y dispuso el trabajo del Cuerpo de Investigaciones Fiscales y de personal del Departamento de Investigaciones y Criminología del CIF para lograr el esclarecimiento del caso.

Por su parte, la hermana del femicida le contó a El Tribuno que la expareja tenía problemas desde hace un tiempo porque él se había enterado que un familiar de la mujer había abusado de su hija. Lo justificó argumentando que la mala reacción de él derivó en una denuncia por parte de la víctima, y que por eso terminó preso. También que su hermano finalmente salió luego de dos meses de encierro y su familia lo llevó al interior de la finca para cuidarlo. Luego relató que cuando iba a visitar a su hermano en su lugar de detención intentaba averiguar en la fiscalía cómo iba la causa denunciada por este en contra del familiar de su ex, pero no le dieron respuestas.