Durante la mañana del viernes detuvieron a la medica del Hospital Juan Domingo Perón de Tartagal que realizó un aborto a una embarazada de 22 semanas de gestación y fue liberada finalmente en horas de la tarde, según consignó El Tribuno.

//Mirá también: Denunciaron al gerente y a una médica del hospital de Tartagal por practicar un aborto fuera de término

La profesional fue liberada luego de que fuera sometida a la audiencia formal de imputación, en la que se abstuvo de declarar.

Fue recibida a la mañana por el juez para controlar la legalidad de su detención, y luego fue conducida a la Fiscalía interviniente, donde se llevó adelante la audiencia de imputación, informó el Poder Judicial.

La detención

Antes de quedar incomunicada, la médica le dijo a El Tribuno: “Me lleva a la comisaría y ya me adelantaron que me van a detener; todo en el marco de una causa espuria”.

La detención fue solicitada por Gonzalo Ariel Vega, fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de esta localidad salteña. Al mismo tiempo, se detalló que el aborto se realizó en una embarazada de 21 años con 22 semanas y dos días de gestación, y que habría manifestado su arrepentimiento antes de que se realice la intervención.

La denuncia

La denuncia en contra de la médica fue hecha por una tía de la joven embarazada; basándose en que la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo contempla realizar esta práctica hasta la semana 14 de gestación; luego de este plazo solo se aplica en dos situaciones puntuales:

  • El embarazo fuera producto de un abuso sexual.
  • Si está en peligro la vida o salud integral de la persona gestante.

Mientras que desde la Regional Salta de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, manifestaron su apoyo a la médica y repudiaron “la persecución” ya que consideran que la profesional “ha procedido desde los marcos normativos vigentes, respaldada por un equipo interdisciplinario que dejó constancia de todas las actuaciones en la Historia clínica correspondiente, con transparencia activa y respetando los principios de autonomía y derecho a la salud de la persona que solicitó la ILE”.