Detuvieron a cuatro funcionarios del Registro Civil de Salta Capital y un permisionario acusados de fraude a la administración pública, exacciones ilegales agravadas y asociación ilícita. Allanaron sus viviendas y también las oficinas de la institución, a pedido de la fiscal de Delitos Económicos Complejos, Ana Inés Salinas.

Las investigaciones encabezadas por el personal de la Unidad de Delitos Económicos de la Dirección de Investigaciones y Criminología del CIF, revelaron la complicidad de los 5 sospechosos quienes habrían captado a ciudadanos para la venta de actas de matrimonio, de nacimiento y defunción. También habrían comercializado trámites oficiales y exentos de pagos a comercios aledaños.