Un hombre salteño de 28 años acampaba a orillas del río Pilcomayo junto a un grupo de amigos con el objeto de pasar un agradable fin de semana de pesca. Sin embargo, en cuestión de minutos, el ambiente relajado y de camaradería que reinaba el pasado domingo en el grupo de amigos se transformó en pánico y desesperación, cuando el joven pescador desapareció en las aguas del Pilcomayo al tratar de cruzar a la orilla del frente y nunca más lo volvieron a ver.

El sábado por la tarde efectivos de la subcomisaría Santa Victoria Este fueron alertados sobre la desaparición del joven pescador. Los efectivos partieron de inmediato hacia el río, donde se encontraron con el grupo y recibieron la información de lo que había ocurrido.

Desde el domingo por la mañana el trabajo de búsqueda se realiza con efectivos de la subcomisaria y de personal capacitado en buceo perteneciente a la División Lacustre y Fluvial de Orán quienes iniciaron el rastrillaje por la zona. Por el hecho tomó intervención el Fiscal Penal de Salvador Mazza.