Este sábado en Salta se desarrollará una de las carreras de ciclismo más antiguas e importantes del país: la Clásica 1° de Mayo, que el año pasado se canceló por la pandemia del COVID-19. Esta nueva edición se realizará bajo un estricto protocolo para evitar contagios en esta segunda ola del coronavirus. Durante la jornada habrá cortes de calles, y no se permitirá concentración de pública en la zona de la largada.

La carrera arrancará a las 8 y a las 10 según las diferentes categorías, sin embargo los cortes de calles se realizarán a partir de las 6 de la madrugada, y hasta las 14.30. Serán en las intersecciones del Paseo Güemes con el pasaje Del Milagro y la avenida Bicentenario, también en la esquina de avenida Uruguay con los pasajes Israel y Puló.

Además desde las 8 se realizarán retenciones momentáneas de tránsito en todas las intersecciones del recorrido de 25 kilómetros por el tiempo que dure el paso de los ciclistas. Además, realizará el acompañamiento de los distintos grupos de competidores. El trabajo abarcará lugares clave donde se podrá asistir a los participantes en caso de eventuales incidentes viales.

La cápsula o anillo de seguridad -que se ubica por delante de los competidores realizando el despeje de calles previo al paso de ciclistas- contará con motociclistas y móviles con equipos de emergencia y rescate, operadores de radio e integrantes de asistencia con kits para asistencia rápida.