En la cuarta jornada del juicio por el homicidio de María Leonor Gine declararon médicos legistas, quienes realizaron informes sobre la autopsia, y bioquímicos del Servicio Molecular Forense.

La audiencia del jueves comenzó con el planteo de la fiscal Mónica Poma, de la Unidad de Femicidios, quien solicitó agregar la calificación subsidiaria de encubrimiento agravado a la acusación formulada contra Federico Leonardo Detzel y Tania Aguirre. Ambos llegaron al juicio acusados por homicidio agravado por ensañamiento, alevosía, criminis causa.

El principal imputado, Agustín Morales, nieto de la víctima, por homicidio agravado por el vínculo, ensañamiento, alevosía, criminis causa y por haber mediado violencia de género en concurso real con violación de medidas dispuestas por la autoridad competente para impedir la propagación de una pandemia. El juicio se lleva a cabo con tribunal colegiado integrado por los jueces María Gabriela González (presidenta), Carolina Sanguedolce y Pablo Farah (vocales), vocales de la Sala III.

El miércoles pasado declararon investigadores del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) y un perito de parte, quienes coincidieron en que hubo un único agresor y, sobre la base de las pruebas analizadas, concluyeron que fue el nieto de la víctima, Agustín Morales, principal imputado en la causa.

El 28 de marzo de 2020 una de las hijas de Gine se trasladó hasta el departamento donde vivía la mujer porque no atendía al celular. La hija de la víctima quería saber cómo estaba su madre dado el tiempo transcurrido sin tener noticias de ella. El portero le contó que el nieto había salido en la camioneta de Gine junto a su amigo Detzel. Al entrar al departamento encontraron muerta a la mujer, con diversas puñaladas en la zona del cuello. Morales salió corriendo del lugar pero quedó detenido a las pocas cuadras.