Durante el fin de semana y a pesar del frío se aplicaron alrededor de 36.500 vacunas contra el coronavirus en Salta, entre las que se destaca jóvenes mayores de 18 años. Otras personas completaron su esquema de vacunación: los que recibieron AstraZeneca hace dos meses y los que se inmunizaron con Sinopharm hace un mes.

Autoridades sanitarias enfatizaron que una importante cantidad de jóvenes convenció a sus familiares para que se inmunicen. “Esto se debe a que muchos de los que participaron fueron acompañados por adultos mayores para el inicio de los esquemas de vacunación COVID-19”, remarcaron. La mayoría de las personas consultadas se vacunaron, sobre todo, para proteger a sus seres queridos que tienen algún factor de riesgo, con los que conviven o a los que ven de manera cotidiana.

En un relevamiento que El Tribuno realizó por los centros de salud constató que en algunos había poca gente mientras que en otros la demanda fue más grande. En el centro de salud N° 27 de barrio Intersindical, en la zona sur de la ciudad, había una espera de casi una hora para vacunarse. Decenas de personas hacían cola afuera.

Los trabajadores de esa sala manifestaron que hubo muchísima demanda todo el día y que esperaban aplicar alrededor de 350 dosis, que es el promedio diario de los últimos días. Contaron que las cajas de vacunas incluyen 12 dosis, por lo que hay que esperar a que haya 12 personas para abrir cada paquete. Por otro lado, se insta a las personas mayores de 18 años, que aún recibieron la primera dosis, a solicitar el pre-turno en la página vacunate.salta.gob.ar