El escándalo desatado en la interna de la Agremiación Docente Provincial a raíz de las denuncias contra su secretaria general, Patricia Argañaráz por mal manejo de los fondos del gremios sigue sin resolverse de manera concreta. 

La Comisión Directiva quiere reunirse con Argañaráz para escuchar sus explicaciones. Sin embargo, paralelamente también buscan fijar una fecha para una asamblea extraordinaria de la entidad.

Según surge del último fallo que dispuso la jueza laboral Nº 6, Guadalupe Varela, las acusaciones por las cuáles los representantes habían citado a Argañaráz involucran la decisión individual por parte de la gremialista en distintas acciones como: la apertura de la sede central un día antes de lo previsto tomando la decisión de forma unilateral e inconsulta, el manejo arbitrario y anti estatutario de los fondos de la ADP.

Entre ellos se menciona la utilización de 250 mil pesos para abonar gastos para el fideicomiso Virgen de Urkupiña que luego habrían sido devueltos, y una extracción de un poco más de 125 mil pesos de la recaudación que se generó desde el camping de la entidad.