Días atrás trascendió que el principal benefactor de El Alfarcito, Jean Pierre Bourin, renunció a la obra tras denunciar públicamente que el proyecto educativo impulsado por el padre Chifri está desnaturalizado. 

Aunque desde la Fundación Alfarcito no se expresaron al respecto, el padre Walter Medina, delegado del Arzobispado para la obra de Chifri, difundió un mensaje llevando tranquilidad a los alumnos y al resto de la comunidad.

Padre Walter Medina (El Tribuno)

"Queridos chicos del colegio, comunidad educativa y del cerro: creer en un sueño es la levadura que fermenta la masa. El padre Chifri creyó y nosotros también. Y la masa sigue creciendo desde ya hace 10 años. Estamos bien, muy bien. El colegio seguirá como siempre, no hay peligro. Se los digo porque ya varios me preguntaron con tristeza por algunas noticias. Hace años que nos mantenemos con nuestro esfuerzo, más que dinero necesitamos amigos, y sobre todo los necesitamos a ustedes", expresó en un comunicado.

Recordemos que en cartas publicadas expresando su malestar, Bourin acusó en reiteradas ocasiones al sacerdote Walter Medina de haber convertido el Colegio Secundario El Alfarcito en un centro eclesiástico, en vez de un colegio público con manejo privado.