Mientras hacía un control de rutina en Villa Lavalle, fue arrastrado por el vehículo del hombre.


En la tarde del martes, un grupo de inspectores de la Autoridad Metropolitana de Transporte se encontraba realizando controles de rutina en Villa Lavalle, cuando el conductor de un remís arrastró con su vehículo a uno de los trabajadores.

Según la Policía, el funcionario pidió al conductor que se detuviera, y al pedirle los papeles, el chofer admitió que no contaba con ellos. Acto seguido el chofer del remís intentó darse a la fuga, lesionando al inspector.

Otros inspectores de la AMT lograron detener la marcha del conductor fugado.

En tanto, el inspector de 35 años fue trasladado a un sanatorio privado por las lesiones en la pierna que le provocó el incidente, mientras que el remisero de 29 años fue trasladado a la comisaría más cercana.

Las autoridades de la AMT realizaron la denuncia correspondiente y la policía detuvo al agresor, que quedó alojado en la Alcaidía de la Ciudad Judicial.






Comentarios