Los vecinos de la ciudad de Orán que sean propietarios de perros de razas fuertes, es decir que son consideradas potencialmente peligrosas, deberán llevar a cabo un registro formal de sus mascotas.

La iniciativa surge desde Salud Animal, especificando que el animal debe contar con un carnet de salud animal y las vacunas al día. Los propietarios deberán presentarse en las oficinas de la Municipalidad Orán, Belgrano e Hipólito Yrigoyen de lunes a viernes de 8 a 12.30.

Las razas que se consideran peligrosas incluyen a los Bull Terrier, Pit Bull, Dogo Argentino, Tosa Inu, Rottweiler, Cane Corso, Akita Inu, Dogo de Burdeos, Bull Mastiff, Mastín Napolitano, Gran Perro Japonés, Fila Brasilero, Presa Canario, Ovejero Animal y Staffordshire Terrier.

En Salta, desde el 2012 existe una ley provincial que regula la tenencia de perros fuertes,  y prevé multas y hasta arresto por no cumplirla. Los dueños de perros que lesionen a otra persona tienen una responsabilidad civil de encargarse de los costos del tratamiento. Si este mismo dueño no tiene registrado al animal, puede ser arrestado.