Tras el movimiento de gente que generó el Día de la Madre, el ministro de Salud de la provincia, Juan José Esteban, anticipó que se espera un nuevo brote de casos de coronavirus en Salta. Cuestionó la irresponsabilidad social de quienes se juntaron a pesar de la prohibición.

"Esta situación de irresponsabilidad nos pone nuevamente en vilo"

"Atravesamos una buena situación, pero la comunidad no acompaña", expresó el funcionario al referirse al flujo de personas que durante la semana pasada se vio en el centro salteño para hacer las compras del dia de la madre. "Estamos viviendo un período de calma, pero esta situación de irresponsabilidad nos pone nuevamente en vilo", resaltó.

Por otro lado, Esteban respondió a una de las grandes preocupaciones de los salteños: el estado del sistema de salud de la provincia. Aseguró que los hospitales están preparados para enfrentar un nuevo brote, y confirmó que actualmente el 78% de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

Semanas atrás, el titular del COE, Francisco Aguilar, había anticipado que habría un nuevo brote de casos de coronavirus en Salta después de la calma que  había dado el período del aislamiento, que se extendió desde el 21 de septiembre hasta el 3 de octubre. Luego se habilitaron los locales gastronómicos y comercios, bajo un estricto protocolo, y días más tarde abrieron las puertas de los gimnasios con ventilación.