En plena pandemia realizaron un trasplante de riñón en el Hospital Oñativia de capital. El paciente se llama Jonathan Castro de Jujuy y el viernes pasado fue dado de alta, cuatro días después de la cirugía.

El joven, que no puedo operarse en su provincia por falta de equipo médico para trasplantes, padecía una enfermedad renal y desde un año tenía que someterse a diálisis. Su donante fue otro hombre de Jujuy.

El jefe del Programa de Nefrología del Oñativia, Raúl Pidoux, contó que el paciente recibió un órgano en muy buen estado y que eso ayudó a que lo asimile más rápido. Ese factor ayudó a que reciba el alta cuatro días después de a operación.

Explicó que otro componente clave fue contar con la Unidad de Medicina Interna (UMI), con boxes individuales y condiciones que permiten trasplantar a un paciente con seguridad para que no contraiga COVID.19 ni otras infecciones.

Pidoux mencionó que este año hicieron 15 trasplantes de riñón en el Oñativia, cuando en años anteriores hacían más de 30 anuales. "En pandemia, estamos bastante restringidos por la ocupación de camas y no queremos que los pacientes tengan problemas. Por eso, tuvimos que postergar algunos trasplantes y en algún momento suspendimos el programa", confesó a El Tribuno.