El escándalo sexual que derivó en la renuncia del diputado nacional por Salta, Juan Emilio Ameri, al Congreso activó denuncias en su contra. Una adolescente lo denunció por acoso sexual, también otras mujeres de la agrupación K, El Aguante, donde él militaba.

En las últimas horas circularon en las redes sociales capturas de pantallas de mensajes que Ameri habría enviado a una joven militante, y donde le decía cosas como: "a ver nena si me das un beso de una vez".

"Mi referente era el señor Ameri, un tipo asqueroso, machista y acosador de parte de quien sufrí acosos e insinuaciones aun sabiendo la edad que tenía", aseguró la joven, que entonces tenía 17 años. La menor también contó que el ahora exdiputado nacional la acosaba con mensajes de texto.

Sin embargo, la acusación de la adolescente todavía no es formal ya que desde el Ministerio Público Fiscal informaron que no hay denuncias por acoso sexual en contra de Ameri en las fiscalías penales.

Además, y según fuentes judiciales, el ex legislador fue denunciado por dos militantes de su espacio político, quienes lo acusaron de haberlos golpeado brutalmente, y también fue procesado por otro hecho vinculado a lesiones y amenazas.

Aunque muchos lo repudian, mujeres referentes del kirchnerismo lo justificaron, como por ejemplo, la extitular del INADI María Rachid, quien además de repudiar la reacción generalizada que provocó la conducta de Ameri, cuestionó: ¿De verdad van a hacer tanto escándalo porque un diputado pensó que no tenía conexión y le besó la teta a su compañera? ¿Se reactivó moralidad?.