El domingo pasado se juntaron en el Paseo Balcarce para exigir políticas públicas que los ayuden a sobrellevar las crisis.


Desde que comenzó la pandemia, la actividad cultural y artística está paralizada casi en su totalidad. El domingo pasado, un grupo de artistas salteños se juntaron en el Paseo Balcarce para pedir que se apruebe una Ley de Emergencia Cultural, que se tratará el próximo 18 de agosto en la Cámara de Diputados.

Desde mediados de marzo, y con la cuarentena obligatoria, cerraron las salas de teatro y los museos. La actividad cultural en espacios físicos quedó paralizada y eso repercute en el bolsillo de los artistas que ven a la Ley de Emergencia Cultural como una ayuda para sobrellevar situación económica.

El proyecto de ley solicita que se otorguen subsidios equivalentes al salario mínimo, vital y móvil, y que se establezca una tarifa social para los impuestos (agua, luz y gas). Solicita además que se incorpore a los artistas a la obra social IPS, que se armen protocolos acordes para todas las actividades artísticas y regular las presentaciones vía streaming.

Días atrás, la provincia autorizó la realización de espectáculos artísticos en los locales gastronómicos, bajo un estricto protocolo. Sin embargo, algunos artistas consideran que no es un solución viable. “Qué esperanzador que el sector gastronómico, castigadísimo por la pandemia, que apenas puede pagar a sus empleados ya pueda contratarnos, no?”, cuestionó la actriz y comediante “La Quipi” en su cuenta de Facebook.




Comentarios