En el día de ayer, el silencio usual del hospital Joaquín Castellanos de General Güemes fue roto por un festejo gigantesco, con tan solo tres personas: eran los integrantes de la familia Pastrana, que celebraban con carteles coloridos que se habían recuperado de coronavirus.

El hijo Carlos "Yaya" Pastrana fue el primero en recibir el alta, el 23 de julio. Sus padres quedaron internados hasta el 28, cuando se dio el gran festejo.

Abuelos salteños festejaron por vencer el coronavirus (La Gaceta)

En diálogo con Últimas Noticias Güemes, el padre de la familia agradeció al hospital y a todo su personal por la atención. "Estoy a 4 meses de cumplir mis 80 años y me siento muy contento porque junto a mi hijo y mi señora ganamos al COVID-19 gracias a Dios".

Los Pastrana se despidieron del hospital acompañados por los aplausos de los enfermeros y médicos que los cuidaron durante más de tres semanas. Ingresaron luego de que cuatro compañeros de trabajo de Carlos, operador en una cerealera de Pampa Blanca (Jujuy) dieran positivo para coronavirus.

Lo curioso es que él fue el único que presentó síntomas: dolor de espalda y pérdida del olfato. Sus padres fueron asintomáticos.