El sacerdote trabaja ahora en la inmobiliaria de la Santa Sede. Desde el Vaticano aseguran que su servicio no interfiere de ninguna manera con la investigación en curso.


El sacerdote Gustavo Zanchetta, acusado de abuso sexual, habría sido recontratado por el Vaticano. “Ha sido readmitido en la inmobiliaria de la Santa Sede“, publicó el diario El País en su edición del miércoles 1 de julio.

El exobispo de Orán está pendiente de juicio por abuso sexual y además tiene abierta una investigación canónica. Pero el Vaticano, según explicó su portavoz a El País, considera que “su servicio no interfiere de ninguna manera con la investigación en curso”.

Zanchetta fue denunciado en 2016, cuando todavía era pero la acusación no se hizo pública hasta dos años después, cuando ya había renunciado a su cargo alegando motivos de salud. Su salida fue sorpresiva. También es investigado por una supuesta estafa y administración fraudulenta.

El religioso está ahora al frente de unos de los órganos más importantes del Vaticano mientras espera un juicio que intentó evitar a través de su abogado Enzo Gianotti, quien solicitó la nulidad del proceso. El pedido fue rechazado por los jueces de la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán.




Comentarios