Según un trabajador del Mercado de Abasto, "no se quedan dentro de la cabina como debería ser, si no bajan y se entran a la feria a comprar a consumir algo de comida".


Crece la preocupación a causa de los nuevos casos de coronavirus en la provincia, pero a pesar de las medidas tomadas en Salta, siguen existiendo transgresores.

En diálogo con radio La 10 Orán, un oyente que trabaja en el Mercado de Abasto denunció públicamente irregularidades en las acciones de los camioneros provenientes de Jujuy. Explicó que estos conductores vienen desde el sudeste de Buenos Aires, y “no se quedan dentro de la cabina como debería ser, si no bajan y se entran a la feria a comprar a consumir algo de comida.

Agregó que los productores jujeños llegan antes de que inicie la feria, instalándose a vender. Esto preocupa especialmente en el caso de los tomateros y naranjeros de Palma Sola, San Pedro, donde hay casos de coronavirus. El trabajador remarcó que hay una gran falta de controles y el peligro que esto significa para los transeúntes.

Finalmente, el oyente reclamó que la paga que reciben por las descargas son mínimas: $ 600 incluyendo la comida desde que abre la feria hasta si cierre, algunos pagan $ 1.000, y los mejores pagan $ 1.500 pero no les incluyen la comida.




Comentarios