Se concentraron el viernes a la mañana en la Plaza 9 de Julio.


Dueños y trabajadores de gimnasios salteños se manifestaron este viernes por la mañana en la Plaza 9 de Julio para pedir que el Gobierno los autorice a abrir los locales.

Expresaron su preocupación por la falta de trabajo desde hace más de dos meses y advirtieron que muchos ya cerraron porque pueden solventar los gastos, como impuestos y alquileres. Los integrantes del sector plantearon que no hay razón para que no los habiliten, mientras se autorizaron actividades con más contacto y flujo de gente, como los bares, los restaurantes, las ferias americanas y las reuniones familiares y sociales.

Semanas atrás, propietarios de los gimnasios presentaron al Gobierno de la provincia un protocolo para reabrir sus locales, y quedaron a la espera de una respuesta. 




Comentarios