Se trata de una joven de 29 años que llegó a la provincia desde Santa Cruz, pero antes de eso, se alojó en la casa de un pariente en Buenos Aires.


Luego de varios días de calma, reapertura de los comercios y mayor circulación en general, ayer se confirmó el quinto caso de coronavirus en la provincia de Salta.

Se trata de una paciente asintomática de 29 años, que se encontraba en El Chaltén, Santa Cruz al momento de la cuarentena total, y que fue repatriada a la provincia, donde realizó la cuarentena correspondiente en un domicilio particular de Rosario de Lerma.

La joven viajó desde El Chaltén a Buenos Aires, en donde se alojó 4 días en casa de un pariente, esperando poder tomarse un bondi que la lleve de regreso a Salta. Cuando esto se concretó, arribó a la provincia y pasó una noche en una casa de retiro destinado a la cuarentena, y luego se trasladó a un domicilio particular de la localidad de Rosario de Lerma en donde se internó para realizar el aislamiento social obligatorio junto a una amiga y compañera de trabajo.

Según informó El Tribuno, ambas mujeres habían completado el período de aislamiento, por lo que se les realizó el correspondiente isopado antes de darlas de alta. Fue entonces que una de ellas dio positivo para COVID-19, mientras que la otra dio negativo.

Medios locales informaron malestar entre los vecinos de Rosario de Lerma, e incluso una pequeña manifestación frente a la casa de las mujeres, pidiendo que se vallan, razón por la cual ambas fueron trasladadas al hospital Papa Francisco, donde permanecen bajo observación.




Comentarios