El Arzobispado de Salta trabaja en el protocolo para resguardar a los fieles.


Durante la jornada de ayer, se anunció la apertura de las iglesias en todo el país, pero los fieles salteños esperan la palabra final del Presidente Nacional para poder abrir los templos.

El padre Daniel Ochoa, vocero del Arzobispado de Salta, dialogó con Informate Salta para hablar de la situación, expresando que la Iglesia se encuentra trabajando en protocolos ante la posibilidad de volver a abrir. Estoy protocolos se dividen en dos etapas: “la primera será la reapertura de los templos”, explicó, “y queremos prepararnos para cuando podamos abrir, la segunda etapa sería el regreso de las misas y los actos litúrgicos”.

Las medidas sanitarias que seguirán vienen como mandato de Nación y los expertos, como el distanciamiento social, el uso de barbijos, evitar las aglomeraciones de personas, y la desinfección del lugar.

Cada parroquia e iglesia determinará sus propios horarios, pero ninguna podrá estar abierta más allá de las 20. El padre Ochoa expresó que la posibilidad de reabrir es “una alegría enorme para nosotros, estamos más cerca de la ‘nueva normalidad’ y no queremos crear falsas expectativas, muchos pensaron que íbamos hoy a abrir la Catedral, pero primero debemos trabajar para la vuelta posible”.

Finalmente, expresó que todavía se encuentran trabajando en la planificación de la fiesta el Milagro, que se reprogramaría.




Comentarios