Los uniformados fueron al domicilio de la víctima luego de que ella llamara al 911 para pedir ayuda. Se retiraron porque nadie respondió al timbre. Los jóvenes son sospechosos.


Hay dos jóvenes y dos policías detenidos por el crimen de la Rosa Sulca en el Villa Mitre. La docente fue asesinada de 17 puñaladas en la parte superior del torno dentro de su casa, desde donde llamó al 911 para pedir auxilio.

Los dos primeros son un hombre de 19 años y una menor de 17, ambos sospechosos de ser los autores del crimen. Por su parte, los uniformados quedaron detenidos porque fueron a la vivienda de la víctima luego de que ella llamara al 911, tocaron el timbre y como nadie atendió, se retiraron.

El hombre y la adolescente serán imputados este jueves por el delito de homicidio criminis causa, con alevosía. La causa está en manos del fiscal penal 3 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas en feria extraordinaria, Gustavo Torres Rubelt. También intervienen los fiscales Pablo Rivero y Verónica Simense.

Una vecina de Rosa ​contó al diario El Tribuno que la maestra le había contado que desde hace un tiempo se sentía hostigada por dos chicas. Le mencionó que habían entrado a su casa, con la excusa de pedirle que las ayude con las tareas, le habían robado su notebook, y amenazado con matarla si las denunciaba. 




Comentarios