Se implementará un nuevo operativo para asistir a los adultos mayores.


Siendo que los adultos mayores son parte de la población de riesgo, se buscan soluciones para ayudarlos a mantener la cuarentena, ​y que no deban salir innecesariamente, poniendo en riesgo su salud.

Una nueva propuesta lograría que no se trasladen al centro para realizar trámites en la sede de PAMI de la Plaza 9 de Julio.

Tras la reunión de la intendenta Bettina Romero con Verónica Molina, la titular del PAMI, se afianzaron esfuerzos para proteger a los abuelos, poniéndose a disposición al Estado.

El Municipio buscará llegar a cada vivienda, barrio y centro de jubilados con bolsones alimentarios y demás necesarios para que no se muevan de sus domicilios.




Comentarios