Los restos óseos aparecieron cerca del río Arenales. Por los restos de ropa presumen que se trataría del cadáver de un hombre.


El miércoles por la tarde, un grupo de personas juntaba leña en proximidades del río Arenales en la capital salteña, cuando tropezaron con un macabro hallazgo: el cráneo y huesos dispersos de una persona. De inmediato dieron aviso a la policía.

Una vez comprobada la veracidad de la denuncia, se trasladó hasta el lugar un grupo de peritos del Cuerpo de Investigaciones Fiscales, que trabajó en la escena realizando las tareas de rigor en pos de lograr una identificación positiva del cuerpo hallado.

La fiscal Ana Inés Salinas Odorisio explicó que, para dar con la identidad de la persona hallada, están trabajando con el registro de personas desaparecidas. Así mismo, conformaron una comisión multidisciplinaria, que incluye una antropóloga, para realizar un nuevo rastrillaje en busca de evidencias.

Por lo pronto, la fiscal comentó que, entre los restos óseos, se encontraron restos de prendas de vestir masculinas, lo cual hace presumir que la víctima es un hombre, hecho que será dilucidado una vez que estén lisos los resultados de los estudios científicos solicitados.




Comentarios