Los únicos comercios habilitados a trabajar son las farmacias, supermercados y almacenes de barrio.


Las medidas que impuso el Gobierno para frenar el avance del COVID-19 en Salta buscan que la gente se conscientice sobre la importancia de quedarse en sus casas, como medida primordial para evitar el contagio. Algunos cumplen, otro no.

El panorama en Salta es dispar. El centro está vallado y el tránsito restringido. Desde el Gobierno se estableció que los únicos lugares habilitados a trabajar son las farmacias y los supermercados o almacenes de barrio. Los otros rubros deberán permanecer cerrados, aunque no todos acatan la medida.

La preocupación de muchos es que haya desavastecimiento. Muchas personas se amontonaron en los comercios para proveerse de insumos, incluso en cantidades desmedidas en algunos casos. El Gobierno garantizó el abastecimiento de remedios y mercaderías. 

También aclaró que las medidas serán cada vez más rígídidas mientras desde Nación evalúan la posibilidad de decretar cuarentena total en Argentina.


En esta nota:

Salud Salta Coronavirus


Comentarios