"No podemos pagarle el bono a un chofer cuando estamos en receso porque la producción todavía no salió", dijo Adriana Bravo, presidente de C-Trans.


Luego de que la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros acordara un bono de 20 mil pesos con la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas, los empresarios salteños aseguraron no estar en condiciones de pagarlo.

“La incidencia de un bono de 20 mil pesos es una locura, más en este tiempo, por eso nosotros pedimos que no se pague el bono. No estamos en condiciones, el bono es una barbaridad, acá en el norte es imposible“, aseguró en diálogo con El Tribuno, Adriana Bravo, presidente de la Cámara de Transportistas de Carga General, Internacional y Carga Peligrosa (C-TRANS).

Además de asegurar que las empresas de transporte del norte se encuentran en crisis y no están en condiciones de pagar un bono “exorbitante”, la titular de C-Trans manifestó que existe mucha diferencia entre las economías de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, calificándolos de “monopolios”.

“No podés competir, no podemos pagarle el bono a un chofer cuando estamos en receso porque la producción todavía no salió. Estamos esperando que llegue marzo para empezar a trabajar. De noviembre a marzo tenemos un receso sustancial con el tema de la producción y estamos entre nosotros quitándonos el trabajo, tirando las tarifas para poder llegar a fin de mes y decir “vamos a pagar algún impuesto o simplemente sobrevivir'”, expresó Bravo.

En esta línea, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), refirió al estado de crisis que atraviesa el sector de autotransporte, especialmente en el norte del país, destacando que el precio del combustible es un 13% más caro que en Buenos Aires y la carga de impuestos es “insostenible”.

“Hemos sacado este comunicado porque realmente no se puede aguantar la situación que estamos viviendo. El transporte viene soportando una suba de costos muy significativas del combustibles, de impuestos y salarial, que son costos que tenemos para poder trabajar pero, lamentablemente, cada vez estamos peor” dijo la titular de C-Trans.

“El sindicato a nivel nacional determinó este bono, pero la realidad del norte no es la misma de Buenos Aires o los grandes centros urbanos, por eso pedimos que no se lo pague. El 80% de los transportistas que están agrupados en la entidad tienen de uno a cinco camiones, el 20 por ciento restante son transportistas que pasan de 10 camiones hasta 200”, concluyó Adriana Bravo.




Comentarios