"Corrí a protegerlo, pero me caí y vi cómo le partieron la cabeza", contó entre lágrimas el padre del joven agredido.


Un chico de 13 años se encuentra en grave estado luego de ser agredido por una patota el domingo por la noche en la colectora de la avenida Paraguay, una de las arterias más transitadas de Salta, en cercanías al puente del río Arias.

Un niño de 13 años fue agredido en banda y se debate entre la vida y la muerte

Según relató el padre del menor, Héctor Escobar, él iba junto a su hijo en el auto, cuando una banda les tiró un vaso de vino y luego comenzaron a arrojarle piedras al vehículo, y ante esta situación, Escobar detuvo el vehículo.

“Se me vinieron al humo, yo saqué un cuchillo para amedrentarlos, en eso mi hijo se baja del auto porque se había escapado el perro, cuando veo que levantan el cascote yo corrí para protegerlo, pero me caí y vi cómo le partieron la cabeza”, aseguró el angustiado padre entre lágrimas.

Materno Infantil Salta

Luego de la brutal agresión los atacantes huyeron del lugar, mientras Hugo corría a asistir a su niño, que en estos momentos se encuentra en coma en el Hospital Materno Infantil, y está en muy grave estado. “Esto es injusto nosotros no hicimos nada, quiero que atrapen a los responsables y que sean castigados”, expresó Escobar.

Según consigna InformateSalta, el abrogado de la familia Escobar, Santiago Pedroza, se refirió a la causa, que está catalogada como lesiones, “pero aquí claramente hay una tentativa de homicidio, el niño no estaba haciendo nada cuando estos delincuentes lo atacaron con una piedra gigante y hoy se debate entre la vida y la muerte”.




Comentarios