En la segunda semana del juicio por la muerte de los brigadistas Mauricio Valdez, Víctor Ferreyra, Martín Albarracín y Matías Vilte durante un incendio en Guachipas, declaró un bombero que participó del operativa que encontró los cadaveres en el cerro El Acheral.

Aníbal Rodríguez se refirió a lo difícil que fue llegar hasta el lugar donde estaban los cuerpo calcinados de las cuatro víctimas y que tuvieron que caminar una hora y media desde donde dejaron las camionetas. También destacó que el equipo de rescate lo hizo con la ayuda de baqueanos.

El testigo relató que los cuerpos fueron trasladados por el personal de la guardia de incendio hacia donde estaban los vehículos y afirmó que en su informe no pudo precisar cuál fue el punto de origen del incendio porque era una zona bastante compleja.

Contó también que tres de los cuatro cuerpos estaban juntos en una zona de pendiente, y que el otro estaba un poco más alejado. Todos tenían signos de haber estado expuestos al calor extremo. Toda su indumentaria estaba quemada.

El juicio comenzó la semana pasada y se desarrollará en la Ciudad Juidicial hasta el 31 de octubre. En el banquillo están Víctor Jesús de Ola Castro, Roberto Durnelli y Víctor César Dagún, acusados del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.