También ofrecen adelantar algunos porcentajes, pero el Ministro de Economía destacó la imposibilidad para pagar más.


Luego de la tensa tarde que se vivió el miércoles en la Casa de Gobierno, ubicada en Grand Bourg, donde hubo un forcejeos y empujones entre la policía de Salta y los docentes autoconvocados, el Gobierno de la Provincia ratificó su última oferta.

Durante una conferencia de prensa, el Ministro de Economía, Emiliano Estrada, destacó que aplicar un aumento mayor al acordado durante las paritarias de febrero y marzo, podría implicar dejarle fundida la provincia al próximo gobernador de Salta.

A su vez, no descartó adelantar algunos porcentajes, siempre y cuando se haga un prorrateo hasta diciembre.

“Pagar lo que los docentes nos están pidiendo ahora implicaría una erogación de 6.000 millones de pesos”, advirtió, y aclaró que la actual situación no tiene razón de ser, ya que considera que la paritaria acordada en última instancia está siendo cumplida.

“Podemos ir adelantando porcentajes del incremento salarial acordado hasta fin de año para que el sueldo docente no pierda poder adquisitivo, pero no podemos activar ahora mismo una cláusula gatillo si no sabemos en cuánto cerrará la inflación del 2019“, y agregó: “Si a fin de año la inflación supera el 38% acordado, garantizamos activar la cláusula gatillo para igualar esa cifra; sin embargo, si la evolución de los precios es menor el aumento seguirá siendo el mismo”.

Los docentes autoconvocados ratificaron, por otra parte, que continuarán con el paro por tiempo indeterminado.




Comentarios