Para la ex secretaria gremial, el ministerio de Producción y Trabajo de la Nación la habilitó a retomar sus actividades y su cargo, pero en Salta no la dejaron ingresar al edificio.


El conflicto institucional que atraviesa el gremio docente ADP parece no tener fin. Luego de que el Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación difundiera un documento en el que desconoce la asamblea en la que Patricia Argañaraz fue despojada de su cargo, la sindicalista intentó tomar la sede en la capital salteña el pasado jueves, pero no pudo ingresar al edificio.

Ante el impedimento de ingresar, la extitular de ADP viajó a Orán para hacer toma de posesión de la sede del gremio en aquella ciudad.

“Vine a Orán a cumplir mi función, haciendo toma de posesión, cumpliendo mi función como secretaria General del gremio que es lo que corresponde y puedo hacerlo. Voy a recorrer todas las sedes, estoy en contacto con el ministerio de Trabajo de la Nación y son acciones propias de la secretaria las que estoy haciendo”, insistió Argañaraz.

“La Justicia acá no puede determinar si es válida o no una asamblea pero sí este director, que envió un comunicado a la doctora Liliana Hermosilla (abogada del gremio), que determinaba que quedaba inválida la última asamblea por ineficacia jurídica y yo, desde la semana pasada, podía retomar mis funciones”, manifestó a La Gaceta desde la ciudad de Orán.

Patricia Argañaraz. (JUAN CARLOS CORBACHO)

“No me termina de sorprender la testarudez con la que se maneja esta gente que atacan a jueces, fiscales a pedirle jury. Cuando llegó la resolución del Ministerio de Trabajo, salieron a atacarlos también. Ya excedieron muchos límites. La ADP sigue vallada y no están atendiendo a los socios,” agregó la explosiva sindicalista.

“Ya fue notificado el banco de lo que corresponde a las firmas de los cheques y trámites emitidos desde el gremio”, dijo Argañaraz, quien se mostró en compañía de su abogado, Lucio Romero.




Comentarios