A la primera que le vi este estampado espectacular fue a Cruella de Vil. Yo era chiquita, pero quedé fascinada. Ahora que esta tendencia conquista al mundo de la moda, no puedo más que levantar la mano y gritar: ¡Yo quiero! Esta temporada, vamos a toparnos con variedad de estampados a cuadros, que van desde el Príncipe de Gales y el escocés a los sencillos rectángulos de distintos tamaños y colores. Lo mejor es combinarlos con prendas básicas y tonos neutros (si buscás un look llamativo, los tonos flúo son “la” opción). Los tops con jeans y las remeras básicas con polleras escocesas son mis elegidos para el día. Para las noches, adoro los vestidos a cuadros en los que predominan el negro y el azul.

Combinación audaz

Los colores metalizados ganaron terreno en el mundo del maquillaje y son los favoritos para esta temporada. Llevalos en los labios o en los ojos, combinando siempre con colores más suaves para generar el efecto deseado: si optás por un labial rosado eléctrico, procurá en los ojos un delineado negro fino y una sombra en tonos nude. Tip imbatible: usá los colores fuertes en la parte del rostro que quieras resaltar.

Tu peinado futurista

Te propongo un peinado súper fácil para hacer en casa. Se trata del efecto cabello húmedo -wet look-, que es furor entre las famosas. Partimos del cabello seco y bien cepillado, y aplicamos una cantidad generosa de gel fijador. Luego peinamos hacía atrás la melena hasta asegurarnos de cubrir bien la parte superior de la cabeza. Un look sensual espectacular para acompañar tus vestidos a cuadros.