Diciembre, el mes de esplendor de los floreros. Aprovechemos para llenar nuestro hogar de colores y aromas. Para que las flores perduren existen grandes secretos:

  • Si tenés gardenias y rosales, cortalas con vara larga y cuando el pimpollo está comenzando a abrir.
  • Si la búsqueda es conservarlas unos días para que se abran más tarde, atalas suavemente con una bandita de goma, envolvelas con una servilleta de papel húmeda en la base y colocalas dentro de una bolsa negra acostadas en la bandeja de las verduras de la heladera. Durarán una semana.
  • Cuando quieras pasar las flores a un jarrón, recortales la base del tallo en forma oblicua y agregá al agua media aspirina para que duren más.
  • Días más tarde, cuando la primera flor envejezca, sacala enseguida porque de inmediato libera una hormona gaseosa que hace madurar al resto.
  • Si va a hacerte un ramo de lilium, también sugiero cortarlos siendo capullos y apenas abran cortar los estambres que producen el polen, así no caen antes sus pétalos.

TIPS PARA CADA REGIÓN

  • Norte + Riego de pimientos. Al regar las plantas de pimiento en esta época, evitá mojar los frutos o las hojas: en esta época son susceptibles a la multiplicación de un hongo denominado popularmente “viruela de los pimientos”, que se reproduce con agua libre en la superficie de las hojas o los frutos.
  • Centro + ¡Libertad para el pino! Si la semana pasada armaste un pino navideño real, no lo dejes en el interior de la casa, pues la poca luz del interior podría matarlo. Además, el pino necesita viento y sol, indispensables para su supervivencia; es preferible que lo saques a una galería o balcón, que tenerlo en el living.
  • Patagonia + Cortadora afilada. Afilá muy bien las cuchillas de cortar césped: con tanto viento y un clima seco, el corte debe ser neto y parejo para que la planta logre cicatrizar bien y no pierda el agua que lleva en su interior.
Cuando riegues tus plantas de pimientos, no mojes los frutos ni sus hojas, ya que en esta época están más susceptibles a un hongo llamado “viruela de los pimientos”.

CONSULTAS DE LECTORES

Adrián, de Mendoza, tiene una planta de muérdago de unos seis años y necesita trasplantarla. Quisiera saber cuál es la fecha óptima para hacerlo y si debe cortarle ramas durante el procedimiento.

GRIMOLDI: Adrián, te cuento que tu planta se llama Ilex aquifolium y no se trata de un verdadero muérdago, que tiene por nombre científico Viscum álbum (aunque muchos la llaman así). Lo mejor es que a tu Ilex lo traslades de sitio a partir de mayo o junio, podando la planta a la mitad de su volumen y con un pan de tierra lo más grande posible. Después del trasplante, te recomiendo pisar muy bien a su alrededor y regar la planta con un preparado que podés elaborar disolviendo una aspirina en un balde de 8 litros de agua. Cuando riegues la planta, mojá bien el follaje también.

Romina y Javier tienen desde hace un año, en el patio, una Santa Rita que no florece. Le da sol de la mañana y hasta un poco pasado el mediodía, y la riegan cuando notan la tierra seca. Consultan qué le está pasando.

GRIMOLDI: Romina, Javier, despreocúpense, lo que le pasa a su Santa Rita es que está explorando el suelo con sus raíces, que estuvieron limitadas en una maceta durante años. Una vez que tenga un volumen de raíces similar al follaje, después de tres o cuatro años de plantada, explotará de flores y no parará más, ya que tiene el riego y el sol ideales, y a ustedes, que si se tomaron el trabajo de escribirme, son personas sensibles y amantes de las plantas.

Si las hojas de nuestro cedrón presentan una especie de granos, probablemente estén afectadas por un ácaro que deforma la hoja internamente para depositar sus huevos.

Gloria Carballo, de Córdoba Capital, compró un limonero hace un año y a los dos meses comenzaron a arrugarse sus hojas. En el vivero le dijeron que era arañuela y le indicaron un insecticida acaricida sistémico, pero continúa igual.

GRIMOLDI: Gloria, la arañuela no es un plaga del limonero. Lo que tiene tu planta es el “minador de la hoja de los citrus”, cuya larva hace un túnel por debajo de la epidermis de la hoja y la debilita de un solo lado. Y la hoja crece deforme porque se desarrolla solo del lado sano. El producto sistémico indicado es muy eficaz para controlarlo, pero no es de mis preferidos pues es muy contaminante. Te sugiero, primero que nada, sacar todas las hojas afectadas y recién allí fumigar; si la plaga sigue, deberías ver hojas nuevas deformes, pero seguro que lo va a eliminar. Cuidado al fumigar: utilizá todos los recaudos, tal como dice el instructivo del producto; es muy tóxico.

Mabel y Juan tienen un cedrón, en cuyas hojas aparecieron unas malformaciones que parecen granos. Envían foto.

GRIMOLDI: Mabel y Juan, lo que tiene este cedrón es un ácaro que con sus patas deforma la hoja generando una suerte de vaso donde deposita sus huevos. Les sugiero sacar todas las hojas deformes y rociar la planta con un preparado consistente en 3 cucharadas soperas de ralladura de jabón blanco disueltas en 3 litros de agua. Luego rocíen hasta que la planta chorree y repitan esto en cuatro oportunidades y con siete días de intervalo entre cada aplicación.