Aprende a hacer tu propio endulzante natural y a cómo sustituir los edulcorantes comerciales para cuidar el sistema inmune y gastrointestinal.


Los edulcorantes comerciales (incluso los de Stevia, que suelen estar cortados con endulzantes baratos) desnaturalizan la microbiota intestinal y generan respuestas pancreáticas. En tanto, los endulzantes procesados (como el azúcar común) provocan una respuesta de insulina muy alta y crean adicción. Así lo asegura Flor Juárez Marrades, de la escuela de cocina ancestral SomoSalvajes.

Para cuidar el sistema inmune y gastrointestinal y la respuesta metabólica a los azúcares, ella sugiere utilizar endulzantes naturales. “Una buena opción es la miel. Es similar al azúcar en calorías, pero tiene menor índice glucémico y es un alimento completo: contiene aminoácidos, enzimas, vitaminas y minerales”, explica.

También recomienda el azúcar de mascabo (la buena es marrón oscuro y de textura húmeda). Proviene del jugo de caña, pero al no haber sufrido procesos químicos conserva sus minerales, lo cual disminuye el pico de glucemia en la ingesta. Y si la idea es reducir las calorías, comprá Stevia desecada en la dietética (cuanto más dulce, mejor) y colocá las hojas en las infusiones. “La Stevia contiene antioxidantes, es tranquilizante y no perjudica la microbiota intestinal”, afirma la especialista.

Gourmet (123RF)

Endulzante casero, miel pura y frutas

Stevia líquida en 3 pasos

Herví 20 minutos a fuego mínimo un puñado grande de Stevia desecada en dos vasos de agua. Colá, retirá las hojas y volvé al fuego mínimo diez minutos más. Retirá del fuego, agregá una cucharada de alcohol y guardá en un gotero. Se conserva en la heladera por un mes (sin alcohol, una semana).

El apicultor sabe

Una buena miel estimula la garganta al tragarse y tiene un dejo de acidez final. Lo mejor es comprarla en las ferias y hablar con el apicultor: confirmá que no esté cortada con caramelo o glucosa y que esté cruda (si fue calentada durante el envasado, pierde sus propiedades).

Otras opciones saludables

Una manzana rallada aporta dulzor a una torta, y las frutas pasas (hidratadas y licuadas) pueden endulzar tus preparaciones. Más tips de la experta en Instagram: @SomoSalvajes


En esta nota:

cocina En casa



Comentarios