Incrementaron la cantidad de colectivos en Rosario, que ahora deben circular con ventanillas abiertas y trabadas. El objetivo es bajar la cantidad de pasajeros por unidad y garantizar la circulación de aire para minimizar riesgos de contagios de coronavirus.

//Mirá también: Los colectivos deberán circular con las ventanillas bajas y trabadas

De los 460 coches que circulaban por la ciudad antes del reinicio de clases, este martes el sistema pasó a contar con 563, preciaron voceros oficiales. La medida ventilación, que está en vigencia desde el lunes, incorporó además “un mecanismo que impide el cierre de estas ventanillas” para evitar que sean cerradas por los pasajeros, informó la Secretaría de Movilidad rosarina.

El municipio también dispuso que “inspectores de la Dirección General de Fiscalización del Transporte controlarán en forma periódica el cumplimiento de estas exigencias en diferentes puntos de la ciudad, labrando actas en caso de incumplimientos e infracciones”. La medida consiste en la apertura de al menos dos ventanillas por colectivo, una delantera cerca del chofer y otra en la parte trasera de cada unidad.

“Esta ventilación asegura que se introduzca aire limpio en el espacio, eliminando de esta manera el aire viciado con el claro objetivo de mantener la calidad del aire”, señaló el municipio a través de un comunicado. Agregó que “permitir que circule de forma cruzada, es decir, que el aire tenga posibilidad de entrar por ventanas y salir por medio de otras aberturas opuestas a las mismas, disminuye la posible concentración viral dentro del ambiente”.

//Mirá también: “Ventilar es decisivo”, advierten en Rosario ante suba de casos de coronavirus

Por otra parte, el Gobierno de Santa Fe reforzó los testeos para detectar contagios de coronavirus con tres nuevos puestos fijos en Rosario. Los tres puestos fijos realizan hisopados en distintos horarios, a través de un sistema de turnos que se otorgan por medio de la línea 0800 555 6549 que el Gobierno implementó para la pandemia de Covid-19.