Desde el 19 de marzo en 2020, cuando se puso en marcha la cuarentena por la pandemia, hasta mayo de 2021, con nuevas restricciones por la segunda ola, se perdieron 1.500 puestos de trabajo registrados en locales rosarinos. A esto se deben sumar muchos otros informales, lo que da cuenta del terrible impacto que está generando el coronavirus en el sector comercial.

//Mirá también: Falabella seguirá abierto dos semanas más en Rosario para liquidar su stock

El dato fue aportado a Vía Rosario por Juan Gómez, secretario general de la Asociación de Empleados de Comercio (AEC), mientras encabezaba una protesta por el cierre de los cuatro locales de Garbarino. La empresa de electrodomésticos bajó persianas intempestivamente en Rosario, adeudando casi dos meses enteros de sueldo y sin dar ninguna explicación oficial.

Protesta de Empleados de Comercio frente a Garbarino en Rosario@aecrosario | Twitter

Durante los últimos días circularon varios rumores en torno a si esta decisión de retirarse de la ciudad es definitiva o no. La más fuerte indica que por el momento no piensa reabrir, mientras planea una importante reducción de los espacios comerciales con los que hoy cuenta, demasiado grandes por el volumen de venta actual y los cambios en las costumbres de los consumidores.

Es que las restricciones horarias al comercio redujo al mínimo la circulación de gente por el centro y los shoppings, concentrando casi toda la demanda en el canal virtual. La idea que baraja Garbarino es potenciar ese canal en todo el país, dando de baja los grandes locales comerciales con los que cuenta y que le implican altos costos fijos.

Gentileza Rosario 3

Mientras se negocia en el Ministerio de Trabajo de la Nación una salida a este conflicto, la empresa cerró el Hot Sale con un muy buen nivel de ventas, y en teoría usaría esos ingresos para ponerse al día con los empleados. Eso sí, los repartos en Rosario los realizó con personal de San Nicolás. Actualmente la compañía dispone de 56 empleados, que de confirmarse su salida, pasarán a engrosar los 1.500 antes mencionados.

//Mirá también: Garbarino cerró sus locales en Rosario mientras hay largas colas en Falabella

Cabe recordar que para el 12 de junio está previsto el cierre definitivo de Falabella, que dejará en la calle a 110 personas, al menos hasta que se defina qué se hará en ese inmueble, y si prospera alguna propuesta comercial que permita reincorporarlos. Y no hay que olvidar que en 2020 cerraron 300 comercios sólo en el centro de Rosario.

“Desde que empezó al pandemia se perdieron 1.500 puestos de trabajo en los comercios rosarino. Si sumamos los 3.500 que habíamos perdido en los cuatro años anteriores, hoy tenemos unos 5.000 empleados menos”, sentenció Gómez.